Ortopedia dentofacial

Hola amigos,

Hoy os hablaremos sobre la ortopedia dentofacial en niños, que implica la orientación del crecimiento y desarrollo facial.

Para poneros en contexto, según la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial(SEDO), “la ortodoncia estudia, previene y corrige las alteraciones del desarrollo, la posición del maxilar y la mandíbula, la forma de arcada dentarias y la posición de los dientes, con el fin de restablecer la forma y la función de la boca y los dientes, mejorando además la estética facial”.

A su vez, un tratamiento de ortodoncia puede ser interceptivo o correctivo. Mientras que los tratamientos interceptivos o preventivos se llevan a cabo en pacientes que están en crecimiento y tratan de evitar que aparezcan alteraciones mayores, los tratamientos correctivos se llevan a cabo una vez que ya queda poco crecimiento y, generalmente, se corrige un problema determinado para alcanzar resultados definitvos.

Es muy importante que el niño visite al ortodoncista lo antes posible para que éste detecte, si hay, alteraciones del crecimiento y desarrollo de los maxilares o de las funciones como la masticación, la deglución o la respiración y poder comenzar el tratamiento lo antes posible para que no aparezcan problemas mayores.

En ortopedia dentofacial se usan aparatos especialmente diseñados para guiar el crecimiento facial según el problema que presente el paciente. Existen varios tipos de aparatos según el problema ortopédico que se quiera tratar, pueden ser fijos o removibles. El ortodoncista se encargará de llevar un seguimiento y vigilar cuidadosamente el crecimiento y el recambio dental hasta que el niño finalice el tratamiento.

Un inicio adecuado y a tiempo es fundamental para obtener resultados satisfactorios, por eso recomendamos controlar a los niños a partir de los 3 años.

¡Que paséis un buen día!

Niños a partir de 3 años