Ortodoncia Invisible Transparente

Ortodoncia Invisible – Transparente

05

ORTODONCIA LINGUAL (INCOGNITO TM, WIN)
La ortodoncia lingual es un tipo de ortodoncia invisible y sumamente estética porque los aparatos se colocan en la parte interna de los dientes. Es la alternativa ideal para los pacientes de todas las edades que no desean que  se vean los aparatos y no ver afectada de ninguna manera su vida laboral o su vida social.

  • Se colocan en la parte interior de los dientes de manera que son prácticamente invisibles desde el exterior.
  • Los brackets linguales están individualizados y se realizan a medida para cada paciente.
  • Tienen un diseño que se adapta perfectamente al diente haciéndolos más cómodos. Al ser más planos interfieren menos con el habla.
  • Es un sistema muy preciso que permite corregir prácticamente cualquier problema dental de manera más fiable.

La ortodoncia lingual implica unos conocimientos especializados por parte del ortodoncista.

Los brackets y los arcos se fabrican a medida para cada diente del paciente mediante el siguiente proceso:

  • Se realiza un examen clínico completo: facial, dental, esquelético,  periodontal (encías) y articular (articulaciones de la boca). Se hacen fotografías, radiografías y moldes de los dientes.
  • Se generan  nuevos moldes y se digitalizan con un escáner 3D. Con toda la información recogida se sitúan los brackets de forma virtual sobre cada diente.
  • Se fabrican los brackets, primero en cera mediante un plotter tridimensional y luego en una aleación de metales mediante fundido.
  • Se coloca cada bracket sobre el modelo original del paciente y se fabrica una férula de transferencia.
  • A las 5 o 6 semanas se inicia el tratamiento colocando los aparatos. Primero se colocan los aparatos inferiores y 2 semanas más tarde se colocan los aparatos superiores.

ALINEADORES TRASPARENTES (INVISALIGN®, ORTHOCAPS®)
Se trata de un sistema prácticamente invisible para corregir la posición de los dientes mediante unos alineadores de plástico trasparentes.

Mediante el uso de la tecnología de imágenes digitales 3D, se realiza una representación de todo el plan de tratamiento en función de la prescripción del ortodoncista, desde la posición inicial de los dientes hasta la posición final deseada. A partir de aquí, se fabrican de forma personalizada y a medida de los dientes una serie de alineadores transparentes para mover los dientes lentamente. Los alineadores se cambian cada dos semanas hasta conseguir el resultado final.

  • Son trasparentes y se adaptan perfectamente a la superficie de los dientes por lo que son poco visibles cuando el paciente los lleva.
  • Son cómodos para el paciente y fáciles de utilizar. Apenas causan rozaduras e interfieren menos con el habla y con la masticación. Requieren poco mantenimiento.
  • Al ser removibles facilitan la limpieza de los aparatos y de la boca y permiten el uso de hilo dental.
  • Se puede remover para comer por lo que permiten comer cualquier alimento.
  • No interfiere en la rutina diaria, en la práctica de deportes etc.
  • Prácticamente indoloro.